28 de diciembre de 2015. Hoy es lunes… Hija quieres recalentado para desayunar? — Noooo! Quiero chilaquiles verdes!
 
Deseando que hayan tenido una Noche Buena y una Navidad feliz en familia, les traigo esta receta que no puede faltar en mi blog. 
 
Después de almorzar y comer recalentado de Navidad por cuatro días, ya queremos desayunar algo diferente.  Qué rico el recalentado de pavopierna de puerco y bacalao; pero mejor qué les parece hacer unos ricos chilaquiles verdes con pollo (o con sobras de pavo horneado); acompañados con unos frijoles de olla, un aromático café… ahhh qué más podemos pedir!  Bueno, otro plato de chilaquiles pero que sean Chilaquiles rojos
  • 18 a 20 Tortillas frías del día anterior (Yo calculo 3 por persona)
  • 2 Tazas de aceite para freír  (fritura profunda)
  • 1 Kilo de Tomatillo
  • 1 Trozo de cebolla
  • 2 Dientes de ajo
  • Chile verde serrano al gusto (3-4)
  • Sal al gusto
  • Knorr Suiza granulado Opcional
  • Agua cantidad necesaria O Caldo de pollo
  • Una pechuga de pollo cocida y deshebrada gruesa O pavo
  • Una cebolla fileteada y sofrita
  • 1 Queso fresco (Sustituye con queso panela o queso añejo Cotija. Si es Cotija, disminuye la cantidad de sal)
  • Crema (Uso Lala) opcional
  • Queso Chihuahua, Oaxaca o al gusto (opcional)
  • Frijoles para servir
Preparación:
  • Corta las tortillas en cuadros con (con tijeras es muy fácil)
  • Calienta el aceite en una cacerola pequeña y delgada
  • Fríe las tortillas por tandas cuando el aceite esté caliente.
  • Retíralas con una cuchara cribada o colador pequeño a una cazuela.
  • Reserva

  • Mientras Cuece los tomatillos, chiles, cebolla y ajos en poca agua con sal y un poquito de Knorr de pollo si gustas; o puedes usar el caldo en que cociste la pechuga de pollo. Cuando los tomatillos cambien de color, ya están listos, no los cuezas demasiado. Muele todo en la licuadora y fríe en poco aceite. Reserva

  • Revuelve la pechuga de pollo deshebrada con los totopos en la cazuela y enciende el fuego. O también puedes poner el pollo encima, al emplatar.  Cuando se caliente, vierte la salsa y revuelve con cuidado. Puedes dejarlos crujientes o blanditos.  Si los quieres crujientes, retira la cazuela en un minuto. Rectifica la sazón.
  • Sirve los chilaquiles.- Espolvorea con el queso fresco abundante, un poco de crema, cebolla frita o cruda y frijoles de costado. Lleva a la mesa de inmediato.
  • Si quieres poner queso Chihuahua, sirve los chilaquiles, coloca el queso y mételo al horno de microondas un minuto para que gratine.
  • Sirve con frijoles refritos o de la olla. A mi me gustan los frijoles recién cocidos de la olla con su epazote.