Volviendo a publicar esta receta que estaba incompleta sin imágenes y perdida.

Hoy cociné una gran olla de alubias.  Es un caldo con alubias blancas, carne de cerdo y verduras que cocinaba mi mamá, un plato con clara influencia española. Le llamaba “Caldo Gallego” y era uno de los platos preferidos de mi papá y también el mío!  y como mis antojos son sagrados, y ya que esta receta es una de las perdidas, aquí está nuevamente mejorada con imágenes nuevas y otras, que aunque son de celular, algunas, no están mal. Es  comida confortable para los días frescos.

CALDO DE ALUBIAS
8-10 Personas
Es una olla grande de caldo de alubias, si es mucho para ti, cocina solo la mitad, pero yo, las pongo en recipientes de un litro  y las congelo.
Ingredientes:
  • 600g de codillo de cerdo ( Ya viene rebanado, o pídelo)
  • 500g de paleta de cerdo con hueso o costillitas (O también con carne de cordero quedan muy sabrosas)
  • El hueso es lo que da sabor al caldo
  • 500g de  alubias chicas o grandes remojadas medio día por lo menos
  • 3 a 4  jitomates chicos o tomate guaje rojo Saladet (Roma, Plum)
  • 1 trozo de cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1/4 De cucharadita de cominos (opcional) *
  • Pimienta negra recién molida (opcional)*
  • 3 a 4 manojos de acelgas bien limpias desinfectadas y cortadas bastamente
  • 3 papas grandes partidas en 3 con todo y cáscara
  • O papitas nuevas chicas enteras o o en mitades (8)
  • 4 zanahorias peladas y cortadas en trozos tamaño bocado
  • Medio repollo en trozos (col)
  • 200 g de tocino ahumado cortado en trocitos
  • 2 chorizos tipo español en rodajas

 

Preparación:
Muele en la licuadora los jitomates, cebolla, ajos y especias. Este es el recaudo. Reserva

  • Corta solo las puntas de los tallos de las acelgas que están obscuras. No le cortes los tallos a menos que estén muy maltratados, pero escoge las que tienen buenos tallos, gruesos, son muy sabrosos. Los tallos no se tiran.
  • Lava las acelgas en bastante agua y ponlas a remojar con microdyn 20 minutos. Transcurrido este tiempo, escúrrelas en un colador y corta las acelgas en 2 o 3 partes. Inmediatamente con el agua que traen colócalas en una cacerola. No le pongas más agua o muy poquita.

  • Aunque parezca que no caben en el traste, apriétalas hacia abajo, cuando se comiencen a cocer, disminuye el volumen. Ponles una pizca de sal, no mucha, no las tapes.
  • Cuando veas que baja el bonche, con unas tenazas de cocina o con una cuchara, y con cuidado trata de que las acelgas de abajo queden arriba y las de arriba queden abajo, para que se cuezan.  Espera un minuto más, y retíralas del fuego.  No las sobre cocines. Resérvalas con su jugo.
  • Lava la carne rápidamente bajo el chorro del agua y córtala en pedazos no muy chicos, (Si es codillo, no necesitas cortarlo, ya viene rebanado).
  • Cuece las alubias ya remojadas en la olla de presión durante 15 minutos. Abre la olla y añade la carne. Cuece otros 15 minutos. Enfría la olla bajo el chorro del agua y ábrela. Revisa si las alubias están bien cocidas. Si no, ponlas otros 10 minutos a presión. Uno nunca sabe si las alubias son nuevas o algo viejas.  Entonces a veces se pasan de cocimiento y a veces no. Esta vez, me quedaron bien. Le pones sal y 2 dientes de ajo y una hoja de laurel para el cocimiento
  • (Si quieres controlar el cocimiento, las puedes cocer sin presión). Sigo con la preparación…
  • Nota: Si notas que las alubias están muy cocidas, como a veces pasa, tendrás que poner a cocer las papas, repollo y zanahorias en otra olla con el recaudo y las carnes frías, para que las alubias no hiervan más.
  • En una sartén fríe el tocino y el chorizo rebanado hasta que el chorizo se vea doradito y agrega el recaudo molido, deja que se cocine muy bien.
  • Vierte esta preparación en la olla de las alubias y agrega las papas y zanahorias y un poquito de agua para que se cuezan; añade luego el repollo y deja que cueza, y por último las acelgas cocidas.  Rectifica la sazón y que de un pequeño hervor. Deben quedar caldosas.
  • Si no usas olla de presión, pon a cocer las alubias con la carne igual pero tardarán más tiempo, tienen que quedar caldosas y la carne suave.  Cuando la carne esté suave, las alubias también, sigue el procedimiento.

Siempre procura usar especias enteras y las mueles un poquito en el molcajete o en el mortero, para después molerlas en la licuadora. Guárdalas en frasquitos bien tapados para que no pierdan su aroma y sabor.