Mi tía Ophe, me dio esta receta ahora que vino a Tampico. Es un plato que nos gusta mucho cuando ella lo hace. A ella le dedico esta entrada que lleva su nombre.

Hoy las hice con chuletas frescas, pero normalmente se hacen con chuletas ahumadas . Queda muy bien para la comida servidas con arroz blanco mexicano, una ensalada verde y por qué no, con puré de papa

Ingredientes para 8

  • 8 chuletas ahumadas o frescas  
  • 8 cucharaditas de mostaza americana o Dijon
  • Aceite
  • Rebanadas de piña de lata (6 o cantidad al gusto)
  • El jugo de una naranja (100 ml) o del mismo jugo de piña
  • 200 ml de jugo de piña
  • 1 cucharada de Maizena
  • Azúcar opcional al gusto (1 cucharadita)

PREPARACIÓN

  • Adoba las chuletas con la mostaza. Bastante como una mascarilla.  Calienta el aceite (o mantequilla) en una sartén de preferencia con anti adherente y dora las chuletas por todos lados. Reserva en un refractario
  • Dora la piña en trozos en el mismo sartén y colócalas sobre las chuletas en el refractario
  • Disuelve la Maizena en el jugo de naranja (o del mismo jugo de piña). Reserva
  • En el mismo sartén, agrega una cucharada de mantequilla y añade el jugo de piña y raspa el fondo de la sartén para soltar el asiento que se formó al freír las chuletas, añade la Maizena  disuelta en  el jugo de piña y revuelve, añade el azúcar. Revuelve y cocina hasta que espese, si espesa mucho, añade jugo de piña. Rectifica la sazón, puedes añadir Knorr de pollo o sal y pimienta negra recién molida 
  • Vierte la salsa sobre las chuletas o regresa las chuletas a la sartén junto con la piña y deja que de un pequeño hervor.
  • Sirve con puré de papas y una ensalada
  • A mí me gusta con arroz blanco y salpicada con hojuelas de chile