8 de octubre de 2015 Hoy es jueves
¿Les ha pasado que no han ido al súper y ya casi no hay nada en el refrigerador? Yo casi siempre tengo latas de atún, huevos, papas…
Pensando qué cocinar con lo que tenía en la despensa, cociné este pastel de papa con atún. No he ido al súper, así que no hay tomate, no hay cebolla… pero hay que cocinar algo y que sea rico y nutritivo. A ver… tengo huevos, papas, atún enlatado, un trocito de cebolla, perejil, y encontré unos pimientos morrones de lata en el refrigerador; puedes usar pimiento fresco.

Pensé en cocinar unas tortitas de papa con atún, pero no tengo tiempo para hacerlas, son algo laboriosas, así que se me ocurrió hacer un pastel con todo esto; mejor me ahorro ese trabajo. Esto es lo que resultó
Para 2-4 personas
Ingredientes:

  • 1 Papa bastante grande pelada
  • 1 Lata de atún en agua o en aceite
  • 3 Cucharadas de cebolla picada
  • 1 Diente de ajo pequeño
  • 3 Cucharadas de perejil fresco picado
  • 3 Cucharadas de pimiento morrón de lata (opcional)
  • 2 Huevos
  • 2 Cucharadas de crema ácida (Uso Lala)
  • 3 Cucharadas de queso Gouda rallado (opcional) sí le puse
  • Aceite de oliva 1 cucharada
  • Pan molido cantidad necesaria
  • Mantequilla cantidad necesaria (Punto pomada. Uso Gloria)
  • Horno precalentado 180°C (350°F)

Preparación:

  • Pela la papa y córtala en trozos regulares. Cuece en agua que apenas la cubra con sal hasta que esté suave. Cuela, machaca y reserva

  • Pica el perejil, cebolla, ajo y pimiento morrón y sofríelos en el aceite de oliva, sazona ligeramente con sal y pimienta negra recién molida. Vierte este sofrito sobre la papa machacada
  • Añade los huevos, la crema y el queso rallado. Revuelve todo muy bien

  • Engrasa un molde (yo usé uno desechable para tarta) con mantequilla y empolva con pan molido.

  • Vierte la preparación en el molde preparado
  • En un tazón pequeño revuelve 3 cucharadas de pan molido con 2 de mantequilla y revuelve con los dedos hasta que se vea arenosa. Espolvorea estas migas sobre el pastel

  • Hornea en horno precalentado por 30 a 35 minutos hasta que se vea doradito. Cada horno es diferente, vigila tu pastel.

Sírvelo con una ensalada verde como entrada. ¡Está muy rico! Frío tibio o caliente, para almorzar, comer o cenar. Y muy adecuado para llevar en tupper a la oficina!