TAMALES DE POLLO DE MI ABUELITA

Los tamales de pollo de mi abuelita Tila son únicos, diferentes de cuantos yo haya probado en mi vida, tienen un toque especial, son muy sabrosos. No es porque sean de mi abue, pero te prometo que encantarán a chicos y grandes. Le dedico esta entrada a mi abue Doña Otilia De la Torre (q.e.p.d.)

Se acerca el Día de la Candelaria, y si al cortar la Rosca de Reyes, nos tocó el niño Jesús, bendecidos somos y tenemos que invitar los tamales

Y como lo prometí hace como un año, (más vale tarde que nunca), en aquella ocasión que les compartí la receta de un pastel en forma de hamburguesa, aquí está la receta de los tamalitos de mi abue!

Receta para 60 tamales (depende del tamaño)

Ingredientes:

Para la masa de los tamales:

  • 2 Kilos de masa de maíz
  • 500 g de manteca vegetal (Uso Inca)
  • 2 cucharadas de sal (soperas rasas)
  • Caldo en que se coció el pollo (cantidad necesaria)

Para el guisado:

  • 1 Kg de pollo (500 g ya cocido y sin hueso)
  • Aceite de soya, maíz, girasol o similar
  • ½ Cebolla picada
  • 2 Dientes de ajo grandes finamente picados
  • 6 Tomates guajes (jitomate rojo) picado
  • 3 Chiles poblanos en cubitos del tamaño de un chícharo
  • 4 Zanahorias chicas peladas y cubitos del tamaño de un chícharo
  • 1 Lata de chícharos  finos de 160 g “Del Fuerte” (95 g drenados) pueden ser frescos o congelados
  • Sal y pimienta negra recién molida
  • Knorr Suiza de pollo granulado
  • 2 Paquetes de hojas secas de maíz para tamales (totomoxtles)

Preparación:

  • Remoja las hojas de maíz en agua caliente. Si quieres escoge las que vas a usar, para que sean del mismo tamaño. Yo las uso todas como vayan saliendo: Grandes medianas o chicas,  pues no todas son iguales. Una vez remojadas, deben quedar flexibles, retíralas de la olla y ponlas a escurrir. Reserva

Para el guisado:

  • Cuece el pollo con cebolla, ajo, sal, una rama de apio y hojita de laurel. 
  • Deshuesa el pollo y reserva el caldo

Nota: Entre más sabroso sea el caldo, más sabrosa la masa para los tamales

  • Pica la cebolla, ajos, chile poblano, y tomate para hacer el sofrito

En una cazuela calienta el aceite y sofríe la cebolla, ajo y cubitos de chile poblano. Sazona con un poco de sal. Deja cocinar como 2 minutos. Luego añade la zanahoria, y los tomates picados, revuelve y sazona con sal y Knorr suiza de pollo y pimienta negra recién molida. Incorpora el pollo deshuesado (deshebrado no fino, de hecho se deshebra solo al guisarlo) y un poco de caldo donde se coció el pollo. Deja que se cocine un rato. Pruébalo y rectifica la sazón.  Al final los chícharos. Listo el guisado. Reserva

La masa:  Paso a paso (clic para ver imágenes)

  • Bate la manteca vegetal que deberá estar a punto de pomada  con la sal hasta que esté cremosa suave y esponjada. (Si hace frío métela al micro de 10 en 10 segundos para ablandarla un poco más no derretida) Yo lo hago en batidora, pero se puede hacer perfectamente a mano. Luego, vas a ir añadiendo la masa por porciones para que se vaya batiendo con la manteca, alternando con un poco de caldo de pollo a temperatura ambiente o tibio.
  • Bate  a velocidad media (en una kitchen aid) velocidad alta con batidora de mano de al menos 250 watts de potencia), raspando el fondo del tazón con una espátula, de vez en cuando para que se incorpore todo, hasta que se forme una masa homogénea esponjada, húmeda y cremosa, con consistencia suave para untar. (Si es a mano, bátela unos 30 minutos o hasta que no haya grumos de manteca sin incorporar).  Lista la masa, comienza a hacer los tamales
  • Toma una hoja y unta una cucharada de masa, extendiéndola en la hoja. Rellena con una cucharada llena de guisado y dobla el tamal.  Listos todos los tamales, acomódalos en una vaporera con suficiente agua abajo y la rejilla. Los tapo con hojas de maíz, una servilleta de tela limpia y un plástico. 
  • Cuece los tamales durante una hora bien tapada la vaporera, cuidando que no se le acabe el agua. Pasada la hora, deja reposar los tamales antes de probarlos. 

Consejo: Rota la vaporera sobre la hornilla mientras se cuecen para que se cuezan parejo y no queden “pintos” 

Los tamales recién salidos de la vaporera parece que están crudos todavía, pero no están crudos. Déjalos reposar. 

  • Se pueden congelar ya fríos en bolsas para congelar con cierre.  Se calientan muy bien en el horno de microondas.  También se recalientan en el comal o en una vaporera pequeña.