Todos reincorporándonos a nuestros trabajos y quehaceres cotidianos.  Comenzando el nuevo año con muchas ganas, con mucho entusiasmo,  con buenos propósitos, con metas a corto y a mediano plazo.  Mis mejores deseos para todos ustedes para que alcancen lo que se propongan este año 2014 y sea pletórico de éxitos y bendiciones.

Comienzo el año 2014 compartiendo mi receta de las deliciosas enfrijoladas que no alcancé publicar en 2013. Casi todas las recetas de enfrijoladas se hacen con frijoles y nada mas, pero yo le he dado un giro más interesante y se las recomiendo. Pruébenlas! .

Las enfrijoladas son antojitos mexicanos como las enchiladas y se hacen con salsa de frijoles. Mis enfrijoladas las hago con frijol pinto, bayo o flor de mayo y chile morita. El chile morita es un chile pequeño, de sabor ahumado y moderadamente picante*. Las más sencillas las relleno de queso fresco desboronado, y a veces con pechuga de pollo cocida y deshebrada. Hoy hice algunas rellenas de hongos guisados, que delicia!

También las hago con frijoles negros. Hoy las hice con frijol pinto. Primero le puse 4 chiles sin semillas y cuando probé la salsa, me pareció que le faltaba un poco más sabor y picor y le añadí 2 chilitos más con todo y semillas. Ajusta la cantidad de chile a tu gusto.

Si en tu localidad no dispones de chile morita, usa 1 chile pasilla o chipotle adobado de lata.

Rinde 1 litro aproximadamente
Para 20 enfrijoladas aproximadamente

Ingredientes:

  • 2 Tazas de frijoles cocidos (Pintos, negros, bayos, peruanos, Etc.)
  • 6 Chiles morita (2 con semillas)
  • Media cebolla chica
  • 2 o 3 Tomates  guajes chicos (saladet, roma, plum..)
  • Aceite de maíz
  • 1 Taza de caldo de los frijoles o agua
  • Sal y Knorr Suiza de pollo
  • Tortillas de maíz
  • Queso fresco (Sustituye con queso añejo o queso panela rallado)
  • Cebolla en aros delgados

Preparación:

  • Corta el tomate, y pica la cebolla
  • Retira las semillas de los chiles (yo puse 2 con semillas)
Lo se, lo se, me faltó un tomate, pero es uno grande
  • Calienta un poco de aceite en una sartén o cacerola con capacidad y fríe los chiles hasta que se esponjen, añade la cebolla y el tomate y deja que se cocine hasta que la cebolla se dore un poco.

Vierte estos ingredientes en la licuadora

Primero le puse 4 chiles sin semillas y cuando probé la salsa, me pareció que le faltaba un poco más sabor y picor; así que tuve que freír 2 chilitos adicionales con todo y semillas, y los molí con un poco de la misma salsa. Ajusta la cantidad de chile a tu gusto

                                              Chiles adicionales, mira cómo se esponjan, se hinchan al freírse


· Vierte también los frijoles y la taza de caldo de frijol y muele hasta que se forme una salsa tersa
· Regresa los frijoles a la cacerola y sazona con sal y Knorr de pollo si te gusta.  Deja que hiervan mansamente revolviendo constantemente.

Pruébalo y rectifica la sazón y la consistencia, debe ser ligera pero no aguada

· Lista la salsa, ahora, haz unas tortillas de maíz y cada una que va saliendo báñala con una cucharada de salsa de frijol, ponle el queso y dóblala. Baña nuevamente y ponle más queso encima. Haz así con todas. 5-6 en cada plato (depende del tamaño de las tortillas) Las mías son de 12 cm de diámetro

Con tortillas frías, pásalas por aceite caliente para que se ablanden y retira el exceso de aceite con servilletas absorbentes. No me gusta meter las tortillas en la salsa porque se rompen.

· Con esta cantidad de chiles queda de muy buen sabor y el picante bastante agradable, no es abrumador, tú ponle la cantidad de chiles que prefieras.

 

Sugerencias: Sirve con tasajocon cecina, con huevos al gusto, o rajas de chile poblano.  Tienen que probarlas!

*El chile morita producido en México es un chile seco ahumado, más pequeño que el chile mora, muy parecido a éste, su cáscara es tersa, brillante, de color similar a la mora, mide en promedio 3 cm de largo y 2 cm de ancho. Se obtiene de una variedad pequeña del jalapeño, es muy picante con cierta dulzura, se utiliza igual que el chile mora o chipotle, algunos dicen que este es más sabroso. Principalmente se utiliza en algunas partes de Veracruz, Puebla y la Capital. Con él se hacen salsas picantes, guisos de carne de res, pollo o cerdo, en encurtidos o adobados.