Frijoles de la olla.

Puedes usar la variedad de frijoles que te guste: Negros, Pintos, Peruanos, Flor de Mayo, etc.

En casa acostumbramos a comer preferentemente frijoles negros. Estos frijoles negros cocidos en olla de presión o en jarro de barro son muy sabrosos, muy nutritivos. En el jarro de barro tardan más tiempo pero bien vale la pena. Hoy en día, muchas amas de casa compran frijoles enlatados, pero nunca se comparan con un plato de frijoles recién hechos en casa. Pruébalos, vale la pena invertir un poco de tiempo para cocinarlos para tu familia. Los frijoles son muy nutritivos y combinados con arroz, o con maíz, (Tortillas, Chochoyotes) cubre los requerimientos para una alimentación completa.

Una taza de frijoles crudos, rinde 3 tazas de frijoles cocidos aproximadamente

Ingredientes:

1 Kg de frijol negro (libre de piedrecillas y lavado varias veces) Agua
1 cucharadita de sal de grano
Media cebolla chica
1 diente de ajo

Agua adicional de garrafón
Aceite de oliva
Ramas de epazote desinfectado o Cilantro que sea fresco
Olla de presión de 6 litros o un jarro de barro grande con tapa.

Preparación:

  • Lava los frijoles varias veces cambiando el agua, escurre antes de ponerlos a remojar
  • En la noche pones los frijoles en un recipiente de plástico, vidrio, o peltre con agua de botellón que los cubra, sal, un buen trozo de cebolla y 1 diente de ajo. Los frijoles absorberán casi toda el agua.
  • Al día siguiente los pones en la olla de presión, con todo y agua de remojo y más agua que los cubra, 35- 40 minutos desde que agarra presión. Consulta las instrucciones de tu olla, la mía es Presto. (Si no los remojas tarden 50-60 minutos con presión) Cuando baje la presión, abre la olla y ponla a hervir sin la tapa. Agrega agua si le hace falta, pruébalos, rectifica la sal, agrega un buen chorro de aceite de oliva y las ramas de epazote troceadas con tus manos (le dejo unas hojas enteras). Deja que hierva a fuego bajo 10 minutos.


Si los haces en el jarro de barro, (moja el jarro por todas partes antes de usarlo); es el mismo procedimiento, pero no le pongas sal, hasta que estén cocidos. Tardan más tiempo en cocerse, tienes que estar pendientes de ellos y se le agrega agua siempre caliente, cuantas veces sea necesario.

En el jarro saben diferente, son muy sabrosos. Ya sea en olla de presión o en jarro, los frijoles son muy sabrosos y nutritivos y combinados con arroz o con tortillas de maíz constituyen un alimento muy completo.

Sírvelos con arroz o con tortillas recién hechas. También agrega chochoyotes (o chochoyones) a los frijoles ya cocidos, para que se cuezan en el caldo, son una verdadera delicia.

Chochoyotes o chochoyones (Bolitas de masa de maíz con manteca sal y epazote picado)
Revuelve la masa de maíz nixtamalizada con un poco de manteca de puerco (o asiento de chicharrones)
Puedes usar aceite de oliva, sal y epazote picado. Forma bolitas tamaño bocado y hazles una hendidura con el dedo meñique.
Ya está en este blog
Estos son mis frijoles para el almuerzo de hoy domingo. Recién hechos, con cebollita y cilantro picados y queso fresco
Tortillas de maíz recién hechas. También usamos salsa Pico de gallo para servir estos frijoles

OTRA FORMA DE HACER LOS FRIJOLES DE LA OLLA. GUISADOS

Sigue los pasos desde el principio…Necesitas Media Cebolla picada

· Cuece los frijoles en la olla de presión, con el agua de remojo y más agua que los cubra suficiente para que se cuezan por 35-40 minutos a fuego medio. A los 20 minutos cambia el fuego a bajo.

· Cuando pasen los 35 a 40 minutos, (consulta las instrucciones de tu olla para tiempos) deja que baje la presión por sí sola. Abre la olla y ponla nuevamente al fuego. Agrega las ramas de epazote.
· En una cacerola pequeña o sartén calienta aceite de oliva o de cocinar (o manteca de puerco) y añade la cebolla picada y cocínala hasta que se ponga café (dorada)
· Pasa la cebolla a la licuadora junto con su aceite y una taza o dos tazas de frijoles con algo de caldo. Licua. (Puedes hacerlo en un vaso con la licuadora de inmersión). Regresa los frijoles licuados a la olla y deja que hierva hasta que espesen un poco. Rectifica la sazón. Añade sal si le hace falta y apaga el fuego. Listos.

Si quieres Frijoles Refritos: Muele los frijoles así preparados. Fríe cebolla finamente picada en aceite o manteca caliente hasta que dore y añade los fríjoles. Fríelos, y refríelos, deja que sequen y se forme el “molote”. Listo.

Sugerencias: Añade chorizo o tocino en cubitos que se frían muy bien, antes de los frijoles.

Imagen cortesía de México in my Kitchen
Almuerzo de Domingo: Frijoles negros guisados, tocino frito doradito, huevo estrellado, salsas al gusto, tortillas de maíz recién hechas.

 

Sirve los frijoles con arroz:
Arroz Rojo Mexicano
Arroz Pintadito
Arroz a la Jardinera

Ve Frijoles con puerco

Que tengan un feliz domingo!  Isla con palmeras