Gracias a mi querida amiga Mely, por esta receta tradicional mexicana de Café de Olla, como se hace en los ranchos, en el campo mexicano. Tradicionalmente se hace en una Olla de barro. Aromático, con sabor a canela y piloncillo, delicioso, para beberlo en las mañanas frías o en la tarde acompañado de Pan recién salido del horno.

CÓMO HACER CAFÉ DE OLLA

Mely nos cuenta…

Hay algo que siempre encontraba en la cocina de mi Abuela, ahí junto a la estufa de leña: la Olla grandota de peltre azul llena de café, no importa a que hora del día llegaras siempre había café. Porque? No lo sé, pero esa vieja olla siempre estaba ahí desde que yo recuerdo, y siempre estaba lista para darle la bienvenida a cualquier visitante con una taza de aromático café caliente.

Esos días ya se han ido, y hoy sólo son un recuerdo en mis memorias, especialmente en un día frío como hoy cuando un buen café de México con su canela y piloncillo son ideales para darme un poco de calor. Me encanta este café sobretodo cuando vamos a acampar al bosque porque el aroma extra que le brinda el humo de la leña me hace sentir que lo estoy tomando en uno de esos pequeños restaurantes tipo cabañas en las afuera de los pueblos pequeños cuando uno viaja por mi México querido.

Receta de  Café de Olla
Para 4 Tazas
Ingredientes:

  • 4 tazas de agua
  • 3 oz. piloncillo/panela  (como 1/3 de taza)
  • 1/2 rama de canela mexicana
  • 4 Cucharadas soperas de café molido, Si vives fuera de México y puedes conseguir café mexicano, mucho mejor.

Instrucciones:

1. En una olla mediana, colocar el agua, canela y piloncillo a fuego medio y hervir hasta que se disuelva el piloncillo. Como 7 minutos.

2. Cuando el agua empiece a hervir, agregar el café, apague el fuego y con una cuchara revuelva bien.

3. Cubra la olla y deje  reposar por unos 5 minutos. Para servir, pasar el café por un colador.


Si deseas agregar algún licor,  Kahlúa licor de café es una muy buena opción.


NOTAS:

Esta es la versión mas común de café de olla, algunas veces lo encontraras con un poco de anís, clavo o ralladura de naranja.

Cuando compres piloncillo, asegúrate que sea la versión pura del piloncillo. Existen hoy en día muchas marcas que venden solo  azúcar en forma de un cono, pero que no tienen ni el sabor o nutrientes del Piloncillo.

* Para que puedas cortar el piloncillo con facilidad caliéntalo un poco primero, ya sea poniéndolo cerca de la estufa u horno. Esto hace que el piloncillo se ponga  suave.

Provecho!
Mely

Tomás Café? Cómo te gusta tomarlo?