Soy adoradora del arroz, soy arrocera de corazón, así que siempre estoy tratando de hacer el arroz nuestro de cada día de un modo diferente.  Lo hago blanco, rojo, amarilloverde, frito, frito con verduritas, con granos de maíz, con menudencias, Etc. Etc.  Hoy quiero compartirles mi arroz que yo le llamo “pintadito”  porque no es blanco y no es rojo.  Lo que sí les digo es que está delicioso.  Para acompañar cualquier guisado mexicano, con frijolitos, con plátano, con huevo estrellado,  o solo.  Yo lo hago así:

Ingredientes (para 4-6 personas)

1 Taza de arroz de grano largo
1 trozo de cebolla finamente picada
1 diente de ajo grande finamente picado
1 tomate rojo sin semillas picado en cubitos
2 si son chicos
2 tazas de caldo de pollo, caliente si no tienes, usa 2 tazas agua caliente con 2 cucharaditas de Knorr Suiza granulado
Sal de mar al gusto (sal de grano)
Una pizca de comino molido
Una pizca de pimienta negra recién molida
Aceite de maíz, soya o el que te guste

Preparación:

  • Lo primero que yo hago es poner el agua a calentar (o el caldo si tengo) a fuego medio.  El caldo puede ser de pollo o de res que tengas en el congelador, hoy no tengo y usaré agua con Knorr Suiza de pollo
  • Pica la cebolla, ajo y tomate sin semillas y reserva
  • Dora el  arroz en 2 cucharadas de aceite, si quieres lávalo antes y escúrrelo, yo a veces no lo lavo, como hoy.  Cuando el arroz se vea doradito, añade la cebolla, ajo y tomate picado y revuelve para que se cocine hasta que se perciba el aroma. Si vas a usar caldo de pollo granulado como yo, añádelo junto con la sal, pizca de pimienta y comino. Revuelve constantemente.

  • Añade el agua caliente o caldo caliente y baja el fuego.  Tapa la cacerola y cuenta de 12 a 15 minutos para que esté hecho.

Si ves que está muy crudo todavía, pero lo dudo, ponle más líquido, pero por cucharadas, porque si se te pasa te quedará hecho engrudo y no te va a gustar.  Yo mejor no le pongo agua adicional al arroz, porque tengo una cacerola gruesa y solo lo dejo tapado un rato más y se termina de cocinar.

  • Consejo:  Si no tienes una cacerola gruesa con tapadera, ponle un comal debajo de tu cacerola si es delgada, esto lo vas a hacer ya que hayas añadido el agua o caldo.  Tápalo.
  • Cuando ya está listo, esponja tu arroz con un tenedor.  Esto es creando espacios de abajo hacia arriba. Tápalo que repose unos minutos antes de servirlo

  • Y ya está listo.  Prueben este arroz, se los recomiendo

El arroz blanco se hace igual, pero este sí lo remojo, lo enjuago, lo escurro muy bien y le pongo 2 dientes de ajo en lugar de uno y  no lo dejo dorar, solo lo frío hasta que “suena” y le agrego el jugo de medio limón enseguida de añadir el agua y la sal, sin granulado para que quede blanco (o caldo de pollo) Otro día les pongo esa receta.
La cocinera tiene hambre, lo probé con frijolitos claros mm mm

Esto es lo que le pondré de lonche a mi hija mañana Calabacitas  con jamón (es lo que tenía en el refri)  arroz pintadito y frijoles claros

Por cierto, les quiero recomendar este JAMON  tipo Selva Negra, marca DANOLA. Está muy bueno viene en paquete de 227 g  se conserva mejor que el que antes compraba rebanado en el súper.  Búsquenlo en donde están los empacados.  Lo compro en HEB

Ya es jueves.  El viernes no publico, no voy a tener tiempo ni viernes y especialmente el sábado… adivinen por qué

Compre un libro de la Colección Recetarios Antiguos MANUAL DE COCINA Puebla 1911, por María Isla. Editado por CONACULTA   Trae unas máximas al final de cada página, quiero compartirles estas que me gustaron mucho

La devoción es la dulzura de las dulzuras y la reina de las virtudes, porque es la perfección de la caridad

Si la caridad es una leche, la devoción es su crema; si es una planta, la devoción es su flor; si es una piedra preciosa, la devoción es su brillo

Si la Caridad es un bálsamo exquisito, la devoción es su aroma de suavidad, que conforta a los hombres y regocija a los ángeles

Con la devoción, el cuidado de la familia es apacible; el amor del marido y de la mujer es más sincero; el servicio del príncipe es más fiel y todas las ocupaciones más suaves y gustosas

Esta, es la que más me gustó de las que leí:

Tan luego como observéis haber tenido un movimiento de cólera, reparad la falta con un acto de dulzura, ejercido prontamente hacia la misma persona contra quien os hayáis enojado

Qué tengan un gran fin de semana!