Esta es una receta de familia, ya antes la publiqué.  Ahora yo le hice algunos cambios. Esta carne deshebrada realmente queda muy buena y sirve para rellenar los chiles, tacos, tostadas, sopes,  y toda clase de Antojitos mexicanos. Pruébenla, les va a  encantar! 


Y con esta receta voy a hacer un paréntesis ya que voy a estar muy ocupada y no voy a poder publicar.  Digamos que estoy de vacaciones del blog.  No dejen de venir a  visitarme.  Saludos a todos!
CHILES RELLENOS DE CARNE DE RES DESHEBRADA, En una salsa de tomate con papitas.
6 PERSONAS
6 chiles poblanos asados y desvenados
½ Kilo de carne para deshebrar (falda, cuete,)
Aceite de oliva o canola
1 Cebolla en rebanadas (cortada e pluma)
Comino molido al gusto
Sal y pimienta
5 jitomates grandes maduros rojos cocidos ó asados
1 trozo de cebolla asada
2 dientes de ajo
Orégano molido al gusto
Caldo de la cocción de la carne
2 papas cortadas en cubitos
  • Cuece la carne en poca agua (que apenas la cubra) a presión durante 40 minutos con un trozo de cebolla 1 diente de ajo y  una ramita de apio o tomillo, sal.
  • Asa los chiles y límpialos, listos para rellenar
  • Deshebra la carne cuando haya enfriado y reserva el caldo
  • En una sartén con teflón calienta una cucharada de aceite de oliva. Cuando esté muy caliente, añade la cebolla y sofríela hasta que se comience a dorar. Agrega la carne deshebrada y revuelve. Sazona con sal, pimienta y comino molido al gusto. Cocina un minuto más.  Deja enfriar un poco, mientras asa y limpia los chiles.

  • Rellena los chiles con la carne deshebrada y reserva

Alguien quiere uno de queso

  • Asa o cuece los tomates y lícualos con algo de caldo y con el trozo de cebolla asada y ajos. Cuela si quieres una salsita lisa y fríela  (yo no la cuelo) en una cacerola grande FRÍE esta salsa y sazónala con sal, o Knorr Suiza y agrega caldo de la cocción de la carne y orégano, una pizca, es al gusto. Pruébala. Si está ácida  agrega una pizca de azúcar, debe quedar un caldillo ligero. (Con las papas se espesa)  Añade papas en cubitos si quieres y deja que cuezan muy bien. Tapa la cazuela.

  • Una vez listos los chiles, mételos en la salsa; la salsa toma el sabor de los chiles que es muy sabroso, por eso yo los meto en la salsa y que den un pequeño hervor, para que se calienten y se casen los sabores. .
  • Ahora, unas tortillas recién hechas, una salsa picante, un toque de crema ácida  y  a comer! Buen provecho!