Los camarones en escabeche o en adobo, es un plato que se cocina en el sur de Tamaulipas y norte de Veracruz, es un plato de la costa. Esta mi versión y la estoy publicando para el concurso de cocina mexicana que ha organizado Lazy BlogKitchenClub, con el único propósito de participar y contribuir con algún plato casero mexicano. La comida de todos los días. Este es mi primer plato para contribuir.  Espero les guste.

Ingredientes:

1 Kilo de camarones crudos pelados y con sal y gotas de limón
Aceite de oliva para freír
8 chiles anchos “chile color” grandes limpios desvenados sin semillas y hervidos por 1-2 minutos
4 chiles moritas con todo y semillas
4 tomatitos huajes saladet (puede ser sin tomate)
4 ajos grandes asados
½ cebolla asada en gajos
¼ de cucharadita de cominos enteros asados
2 clavitos de olor asados
8 pimientas negras asadas
1 pellizco de orégano seco
2 o 3 hojas de laurel enteras

Preparación

· En una pequeña sartén o comal, asa la cebolla y ajos y ponlos en la licuadora con los tomates y chiles anchos y moritas también asados ligeramente y hervidos (por solo 1- 2 minutos); Asa ligeramente también en el comal las especias: pimientas, clavos, cominos, a fuego muy bajito y moviéndolas constantemente para que no se quemen. Ponlos también en la licuadora si muele bien, si no, muélelos primero en el molcajete y bájalos a la licuadora con un poco de agua, y en última instancia usa los que venden en polvo. Licua con un poco de agua para ayudar a la licuadora, la menor cantidad posible no aguades el adobo.

· Mientras, en una cacerola gruesa o en una cazuela de barro (es ideal), calienta el aceite de oliva saltea los camarones que se cocinen pero no demasiado (antes de freírlos sécalos muy bien con papel de cocina para que no suelten tanta agua), cuando cambien de color, retíralos de la cazuela. Agrega la salsa licuada y revuelve, sazona con Knorr Suiza (opcional) y sal y un pellizco de azúcar. Añade las hojas de laurel, pruébalo y deja refreír a fuego moderado hasta que la grasa salga a la superficie. Añade los camarones y deja cocinar medio minuto. Apaga el fuego.

· Al final, sácale las hojas de laurel y deséchalas. Ponle encima unas ruedas de cebolla cubriendo todo el guisado y rocíala con vinagre de manzana. Tápalo y déjalo reposar, el vapor ablandará la cebolla. Sírvelo con arroz blanco o rojo.